Llega el verano y con él nuestros baños en la playa o en la piscina. Después de día tomando el sol, tu pelo se ha vuelto indomable y no puedes acercarle el peine. Además aparece la sequedad, desnutrición y las puntas abiertas.

Toma nota de estos cuatro consejos para volver a tu pelo dócil y amable:

1. Reduce el tiempo de tu pelo al sol

Empezamos mal ¿no? La explicación es fácil, el sol y el agua causan pérdidas en el color de nuestro pelo, principalmente en tintes o mechas. Reduce la exposición al sol de tu cabello si quieres conservar el trabajo hecho en nuestras peluquerías.

2. Utiliza aceites

Tener una melena hidratada es muy importante, los aceites son esenciales para llegar al otoño con un pelo en buena salud. Aplícalos sobre el cabello recién lavado. Tu pelo estará más brillante y suave. Nuestros productos te servirán para dar brillo y dejar tu melena suave, además de protegerla.

3. Protégete del cloro en la piscina

Después de una larga tarde en la playa no hay gusto mayor que pasar por la piscina para quitarte la arena. Pero el agua de la piscina tiene cloro y eso provoca en el pelo sequedad, rigidez o falta de brillo. Para solucionar este problema aplicaremos una mascarilla para reparar el cabello dañado.  Se acabó nadar sin meter la cabeza bajo el agua.

4. Repara las puntas abiertas

No te cortes tu melena al acabar el verano por unas puntas abiertas. Utiliza una de nuestras cremas que mejor se adapten a tu cabellera. Su combinación de aceites, queratina y vitaminas evitaran la rotura de las puntas, además de contribuir con un brillo, facilidad en el peinado y protegerlo de agentes externos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar